Como parte del ambicioso proyecto «Gran Louvre» propuesto por el gobierno francés en la década de 1980 para renovar el edificio, se planeó la transformación de la plaza central y los pabellones a su alrededor. La propuesta incluía una monumental fuente en el centro de la plaza, la cual estaría rodeada de amplios jardines y corredores al aire libre, que permitiera una fácil comunicación entre las distintas alas del edificio.

La propuesta fue galardonada con el Segundo Lugar en el Concurso Internacional «Gran Louvre», sólo detrás de las pirámides de cristal.

Ubicación: París, Francia

Año: 1983

Cliente: Gobierno de Francia

Director del proyecto: Jorge Agostoni