El edificio del museo consta de dos plantas más un sótano de estacionamiento. En la planta baja se alojan los servicios al público y de operación y en la planta alta las exposiciones permanentes. El museo presenta un panorama de la historia de México en torno a un tema central, “Tierra”, que muestra la gran diversidad de ecosistemas y la riqueza biológica de México. El  exposición histórica está organizada en cuatro grandes períodos: México Antiguo, Virreinato, Siglo XIX y México Moderno, en cada uno de los cuales se desarrollan tres ejes temáticos principales: sociedad y vida cotidiana; economía y tecnología; y ciencia, arte y cultura.

Las exposiciones se planearon con un carácter didáctico, tanto en su discurso como en su interpretación museográfica. Las colecciones del museo, formadas con objetos seleccionados por su significación y representatividad histórica, se apoyaron, de manera equilibrada, con múltiples medios museográficos que contextualizan épocas y temas, y proporcionan distintos niveles de lectura e información. La articulación de todos estos elementos conforma una museografía en la que se alternan experiencias emocionales e instancias racionales, ocasiones de demostración y de espectáculo, y que brinda la oportunidad de una participación activa de los visitantes. Las exposiciones se diseñaron en espacios continuos sin divisiones formales, para ofrecer perspectivas profundas y referencias visuales, tanto a al tema central, como a distintas secciones del conjunto. Desde el espacio central se puede acceder directamente a los inicios de cada período histórico, cuyos recorridos combinan momentos de continuidad visual con momentos de expectación y sorpresa.

La base del diseño consistió en establecer las adecuadas relaciones de jerarquía y escala entre los objetos y recursos expositivos, y entre estos y los espacios de exposición, mediante estructuras museográficas que armonizaran, con claridad, y con unidad espacial y formal, la presentación de tantos y tan diversos elementos, dispuestos en la secuencia obligada del discurso histórico.

Ubicación: Monterrey, Nuevo León, México

Año: 1994

Cliente: Gobierno del Estado de Nuevo León.

Alcances del trabajo:
Proyecto museográfico y dirección de las obras.

Superficie de exposición: 4,200 m2

Director del proyecto: Jorge Agostoni.

Colaboradores:
Marco Barrera Bassols, Teresa Márquez Martínez, Luis Pérez Falconi, Leticia Anaya Merchant, Elsa Fujigaki, Humberto Alcántara Nava, Vicente Romero Rubí, Margarita Zavala Yáñez, Alejandro Leal Palacios, José Fidel Solís Flores, Salvador Cruz Rodríguez.

Arquitectos del edificio del museo:
Augusto F. Álvarez, Oscar Bulnes Valero.