El museo está instalado en el edificio del que fuera el primer hotel turístico de la isla, construido en los años treinta del siglo XX. El proyecto museográfico comprendió la adaptación arquitectónica de los espacios de exposición, dos en la planta baja y dos en una ampliación del área cubierta de la planta alta. Para liberar los espacios de la planta baja se demolieron los muros de carga que los subdividían, sustituyéndolos por columnas circulares, formando amplias salas hipóstilas con un diseño que integra las adaptaciones arquitectónicas y la museografía en una sola expresión unitaria.

Las exposiciones de la planta baja están concebidas como instrumentos de información sobre la geografía y ecología de Cozumel, y de concientización del público sobre la importancia de preservar el frágil equilibrio de sus ecosistemas terrestres y submarinos. La sala “La Isla”, presenta una detallada semblanza del origen y evolución geológica de la isla y las características de los ecosistemas que la constituyen. La sala “El Mar”, expone el ambiente submarino, mostrando el largo proceso de formación de los corales y el vulnerable ecosistema que se desarrolla en torno a los arrecifes coralinos.

Las de la planta alta presentan la historia de la isla, desde la época prehispánica hasta nuestros días. La sala  “La Historia”, expone, de un lado, el papel de Cozumel como lugar estratégico para el comercio y la navegación prehispánica, y su importancia como santuario para la veneración de Ixchel, diosa del amor, de la gestación y de la luna, entre otras advocaciones. Del otro lado de la sala se narra la llegada de los primeros españoles en 1518 y, más tarde, durante los siglos XVII y XVIII, el uso de la isla como refugio de piratas, hasta su abandono por sus escasos pobladores. La sala “Cozumel Contemporáneo”, muestra el paulatino repoblamiento de la isla, iniciado a finales del siglo XIX por refugiados de la Guerra de Castas, y su desarrollo hasta convertirse en el importante destino turístico de la actualidad.

La museografía combina la exposición de objetos representativos de las temáticas del museo con elementos de información y ambientación temática de diverso tipo –gráfica, modelos, dioramas,  maquetas y videos-, entre los que destacan un gran mapa interactivo y las recreaciones de un manglar, en la sala “La Isla”, y de un arrecife coralino, en la sala “El Mar”.

Ubicación: Cozumel, Quintana Roo

Año: 1987

Cliente: Gobierno del Estado de Quintana Roo.

Alcances del trabajo:
Proyecto y dirección arquitectónica de la adaptación de los espacios de exposición, proyecto museográfico y realización de la museografía.

Superficie de exposición: 900 m2

Directores del proyecto: Jorge Agostoni, Iker Larrauri.

Colaboradores:
Humberto Alcántara Nava, Vicente Romero Rubí, Marcela Capdevila Vega, Mario Ramírez Díaz, Laura Trejo Feria, Sergio Osorio.